EL HOMBRE Y SU SOMBRA

EL HOMBRE Y SU SOMBRA

Habia una vez un hombre muy original, que deseaba atrapar su propia sombra. Da un paso o dos en direccion a ella, pero ella se aleja al mismo tiempo de el. Acelera el paso; la sombra hace lo mismo. Por fin, echa a correr; pero cuando mas rapidamente avanza, tanto mas veloz corre tambien la sombra, negandose a entregarse, como si fuese un valioso tesoro.
 !pero observen!
Nuestro excentrico amigo se vuelve de pronto y se aleja de ella. Y enseguida mira atras: ahora la sombra corre tras el. 
Mis bellas damas, a menudo he observado... que la fortuna nos trata de forma similar. Un hombre trata con todas sus fuerzas de alcanzar  a esa evasiva diosa y solo pierde su tiempo y sus esfuerzos. Otro, en cambio, da toda la impresion de huir de la Fortuna; pero no: es ella quien se complace en perseguirlo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario