EL PRECIO DE LA ENVIDIA

EL PRECIO DE LA ENVIDA


Mientras una mujer muy pobre estaba en la plaza vendiendo sus quesos, vino un gato y se llevo uno de los quesos. Un perro vio al ladronzuelo y trato de arrebatarle el queso. 
El gato le hizo frente al perro y asi se armo una gran trifulca. El perro ladraba y tiraba tarascones; el gato escupia y aranaba, pero la batalla no se resolvio.
"Vallayamos a ver al zorro y pedirle que haga de arbitro en este asunto" dijo el gato al fin. "De acuerdo contesto el perro". Y fueron a ver al zorro.
El zorro escucho los argumentos de ambos con aire de sabihondo.
"Animales ignorantes
-por que se pelean de esta forma? Si estan dispuestos, dividire el queso en dos y ambos quedaran satisfechos."
"De acuerdo",  dijeron el gato y el perro. Asi que el zorro saco su cuchillo y corto el queso en dos partes, pero en lugar de cortarlo a lo largo, lo corto a lo ancho. "!Mi mitad es mas pequena!" protesto el perro. 
Y el zorro miro con aire de sabihondo, a traves de sus lentes, la porcion del perro. "!Tienes razon, mucho razon!" admitio. Asi que saco un trozo de la porcion del gato. "Con esto quedaran iguales", afirmo.
Cuando el gato vio lo que el zorro habia hecho, comenzo a maullar. 
"!Mira! !Ahora mi parte es la mas pequena!". El zorro volvio a ponerse los lentes y, mirando sabihondo la porcion del gato, dijo: "!Tienes razon. Espera un momento, voy a emparejar las dos porciones". Y corto un trozo de la porcion del gato y luego otro de la del perro-,  que finalmente termino comiendose todo el queso delante de las propias narices de los dos contrincantes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario